Páginas

sábado, 3 de septiembre de 2016

The end of august (A finales de agosto)

Procastinación palabra corta para lo mucho que encierra. Decido iniciar con esa palabra, porque es justo lo que me ha llevado a escribir esto tres días después de lo que debía haberlo hecho. Pero dar detalles al respecto será para otra ocasión, irónicamente lo dejo para después.

Han pasado ya dos años y medio desde la última vez que mis dedos se ubicaron sobre el teclado para dejar un par de líneas escritas sobre mis vivencias, eran otros tiempos y otras condiciones cuando escribía al menos una vez por mes, pero las cosas cambian. Se dice que en esta vida lo único constante es el cambio, y en el último año esto se ha vuelto una constante en mi vida. El cambio siempre lleva cierto grado de resistencia y temor, porque acéptalo nos gusta tener el control de todo. Pero este post tampoco es para hablar sobre el cambio, este post es para hablar sobre algo más.

Hace algunos años en twitter comentaba con algunos amigos, que grandioso sería que en Guatemala tuviéramos un concierto de Yanni, pero esto era muy lejano de la realidad, incluso un concierto en centro américa era algo muy alejado de la realidad, y nos quedamos con el sueño, algún día tendremos la capacidad de viajar a algún país lejano para escuchar a Yanni y toda su banda. El tiempo pasó y el sueño aunque estaba presente, fue quedando en el olvido como normalmente hacemos con muchas cosas de la vida. De pronto en enero o febrero de este año nuevamente en twitter una publicación hizo renacer en mi ese deseo. Yanni estaría de gira por centro américa y méxico. Y fue así como nuevamente el deseo de hacer realidad el sueño se fue haciendo más fuerte, y las "Dioscidencias (coincidencias)" empezaron a suceder para que junto con otros tres amigos pudiéramos viajar, nuestro destino: el estadio nacional de Costa Rica. Las cosas se fueron ajustando desde feriados/vacaciones, rechazos y aceptaciones de tarjetas de credito, pre ventas fallidas, amgios en Costa Rica, boletos de avión, hospedajes, itineriarios de viaje, hasta pasaportes entregados un día antes de salir de viaje. Incluso un día antes de salir de viaje el anuncio de la dirección general aeronáutica de Guatemala, el aeropuerto estaría cerrado parcialmente, esto hizo que se saturara el aeropuerto y que tuviéramos atraso en el despegue, y en consecuencia llegar tarde complicando nuestro transporte. Todo esto dejó de importar, incluso el llevar una bandera de Guatemala y dejarla en el hotel, finalmente ingresamos al estadio, casi involuntariamente se me escapo un: "No puedo creer que de verdad estemos aquí", quizás acompañado de una lagrima. Pero si, ahí estábamos esperando el momento de que el concierto iniciara. Y con puntualidad inició, con una canción muy adecuada a la situación: "One man's dream (El sueño de un hombre)", un sueño hecho realidad a lo largo de las 2 horas y 20 minutos que duró todo. Ni siquiera la lluvia que se hizo presente impidió que disfrutáramos de las historias, de la convivencia, del club de fans, del sonido, de las luces, de la calidad musical, de las canciones. Santorini, Felitsa, For all season, The rain must fall, canción con la que conocí a Yanni, y concluir de una manera épica con "The storm". Suspiro, ojos cerrados y muchas emociones.

Sin duda valió la pena cada minuto del evento, algo que solo sería el inicio de los días que seguían donde compartiríamos kilometros de carretera, canciones, conversaciones, comidas, lluvia, un poco de desesperación, caminatas, playa (uff que playa), reflexiones, piscinas, recuerdos para los seres queridos, etc. Pero bueno eso será también tema de otra ocasión.

Y como esto debía ser publicado el 31 de agosto concluyo con la canción perfecta para ese día. The end of august...


1 comentario:

  1. Te esperamos, gran jugador de lifo.
    Fifogame.es

    ResponderEliminar