Páginas

lunes, 29 de abril de 2013

Otra de esas historias que no serán leidas

Hace casi 4 años llegué al mundo de twitter, en ese entonces era un mundo muy diferente, al menos en Guatemala no había llegado el boom de los "teléfonos inteligentes" que trajeron muchísima gente a esta red, justo en esos días, se dio un fuerte golpe a la liberad de expresión al culpar de pánico financiero a @jeanfer por el sonado caso de Rodrigo Rosenberg, el bloqueo a wordpress y en algunos casos blogspot creo (no lo recuerdo bien), en esos días también estaba por llegar el esperado día del piletazo de cierre, y justamente por eso creo que ingrese a este mundo, tratando de huir de la brutalidad de semestre que estaba viviendo, de lo en extremo harto que estaba de la Universidad, de que ya no escribía tanto en el blog (mi anterior medio de expresión), mi miedo a los trolls que habitaban el extraño mundo de twitter en esos días me impidió hacerlo antes, una combinación de muchas cosas, pero finalmente me decidí y vi la luz en este nuevo mundo un 1 de mayo a las 6:18 de la tarde, con mi primer tweet.
Los primeros días no fueron tan activos para mi, pero definitivamente desde los inicios me empezó a servir como medio de expresión/desahogo como lo dejaba ver unas horas antes del piletazo ante mi triste situación con un proyecto de Sistemas Operativos, la temida instalación de Linux For Scratch, y es que la mañana siguiente a la noche del piletazo, tenía que entregar ese proyecto.
Al final de cuentas de los cursos que me faltaban, ese semestre operativos fue el único curso que gané, pero esa es parte de otra historia que tal vez cuente en otra ocasión.

El chattuitear en esos días no era visto como pecado capital, no se hablaba tanto de follows back, ni de trendings simplemente era otro tiempo y otro lugar, he disfrutado bastante de mi tiempo en twitter, me he desahogado, me he expresado, he discutido también creo, un poco de todo en la ya muy de moda red social, veremos cuanto tiempo de vida le queda, en su tiempo le quitó demasiada vida a los blogs, ya vendrá algo más a sustituir a twitter, pero mientras ese día llegue sigamos haciendo cada uno de nosotros un TL como le de la gana, ya los #ff pasaron de moda también, los tuitstars siguen por ahí, aunque ya le di unfollow a varios.

Me gusta la variedad de expresiones que encuentro, y ocasionalmente busco incrementar la cantidad de a quienes sigo, aunque dicen que realmente solo se le pone atención al 10% de las personas que seguimos, puede ser, pero me siento bien con ese 10% al que le pongo atención, ya muchos han abandonado twitter porque "ya no es lo que era antes", otros varios me han dando unfollow y pues no he muerto por eso, yo creo que si seguiré un buen tiempo por ahí, si vos que pasas por acá te animas a contar tu historia me gustaría conocerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario